Fintechs, Insurtechs y Proptechs: tecnología al servicio de la nueva economía

Crece el interés por empresas que tienen a lo digital en su esencia y prestan servicios históricamente presenciales de forma completamente virtual.

Mientras la pandemia no retrocede y continúan algunas restricciones, personas y organizaciones necesitan resolver cada vez más cuestiones de forma remota. En ese contexto, crece el interés por una serie de empresas que tienen a lo digital en su esencia y prestan servicios históricamente presenciales de forma completamente virtual.

Se trata de las empresas de los sectores Fintech, Insurtech y Proptech, que, tal como indica su nombre, utilizan la tecnología para innovar en las finanzas, los seguros y las propiedades.

Probablemente las más conocidas sean la Fintech, que ofrecen diversos servicios vinculados a las operaciones financieras o bancarias clásicas digitalmente, muchas veces directamente a través de una aplicación.

Con presencia en diversidad de actividades -desde la emisión de tarjetas de crédito hasta la organización económica familiar-, suelen otorgar beneficios que exceden a la comodidad de lo remoto, como menores comisiones y mejor acceso al crédito.

Aunque al principio muchas de estas empresas eran miradas con recelo por un sistema tradicional y poco afín a las grandes disrupciones como el bancario, hoy muchas de las Fintech son reguladas por los organismos competentes y operan de forma completamente legal.

Las empresas del sector Insurtech (combinación de los términos seguro y tecnología en inglés), por su parte, irrumpieron en los últimos años entre las aseguradoras. Estas empresas están rediseñando el área de servicios en el área de seguros con procesos basados completamente en tecnología.

Modernizar procesos, automatizar algunas operaciones y permitir una mejora en términos analíticos, con impacto en todas las áreas del ecosistema, son algunas de las ventajas de las Insurtech. El cálculo múltiple, por ejemplo, permite que una misma persona acceda a cotizaciones simultáneas de varias compañías de seguros de forma automática, completando un solo formulario.

Con la misma lógica que las dos anteriores, las Proptech son empresas que ofrecen productos tecnológicamente innovadores o nuevos modelos de negocio dentro del mercado inmobiliario, otro sector tradicionalmente reacio al cambio.

Estas empresas cruzan la cadena de valor del Real Estate. Puede empezar por el diseño de un proyecto inmobiliario con inteligencia artificial y llegar a la compra-venta del inmueble de forma completamente online, pasando por un sistema de financiamiento innovador como el crowdfunding inmobiliario, que ofrece un ingreso asegurado en dólares con renta fija y 100% online.

En todos estos casos, los servicios se vuelven más accesibles, menos burocráticos, igual de seguros y, en muchos casos, más baratos. Para muchos de quienes participan históricamente en sectores cruzados por las Fintech, Insurtech y Proptech, estos cambios significan una reinvención de su modelo de negocio. Para la mayoría de los usuarios, sin embargo, esto parece lo más natural del mundo: si ya archivan todo su trabajo o sus fotos en una nube por la que pagan unos pocos dólares, ¿por qué deben presentar tantos papeles y pagar comisiones excesivas? ¿Por qué no pueden hacer los trámites a través de un celular con conexión a Internet?

Esto no necesariamente significa el fin de las compañías tradicionales -muchas se adaptaron bien a los cambios-, pero sí implican una oportunidad de volver a concentrarse en brindar servicios que le simplifiquen la vida a las personas. Un legado que va mucho más allá del coronavirus.

Por Jorge Castellar ambito.com

No Etiquetas

122 total vistas, 1 hoy

  

122 total vistas, 1 hoy

Dejar una Respuesta




Anuncios Destacados




Anuncios Destacados

Seguinos en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: